E-commerce: ¿Qué es y para qué sirve?

El e-commerce (cuya traducción al español es «comercio electrónico») es una actividad que enmarca las transacciones comerciales en las que intervienen los medios electrónicos y digitales.

Actualmente, el e-commerce define todas las prácticas de compra y venta que se realizan mediante internet.

Este tipo de comercio ha encontrado su auge en las tiendas online, es decir, en plataformas de venta diseñadas por marcas y empresas que colocan a disposición de los usuarios productos y servicios.

El e-commerce posee una tendencia que se eleva constantemente en función del panorama económico y social, como lo fue durante la pandemia por COVID-19.

De acuerdo con datos de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), el comercio electrónico mundial se mostró impulsado hasta en un 19% en el año 2020, lo cual se traduce en un impulso de ganancias de hasta 26,7 billones de dólares, de acuerdo con cifras de la UNCTAD.

Tipos de e-commerce

Para diferenciar los tipos de e-commerce que prevalecen en el mercado digital, se toma en cuenta la naturaleza de los actores que intervienen en ellas.

Como parte de los actores, se pueden destacar las propias empresas, las administraciones públicas y los consumidores. Asimismo, se han reconocido seis modelos de e-commerce.

  • Business-to-Consumer (B2C)

Como su nombre lo indica, este tipo de e-commerce enmarca las transacciones que se realizan entre los consumidores y las empresas.

Es el modelo más popular que se puede encontrar, ya que una empresa o marca ofrece productos y servicios a los clientes, y estos los adquieren mediante su plataforma web.

Este modelo de e-commerce se encuentra diseñado y estructurado para un público determinado. Se destaca por presentar promociones, ofertas y experiencias indicadas para su tipo de consumidores.

  • Business-to-Business (B2B)

En este modelo predominan las transacciones entre empresas, las cuales tienen como propósito mejorar las relaciones entre negocios, marcas y organizaciones a fin de aportar mayor agilidad al e-commerce.

De igual manera, otra de las finalidades del B2B es la de conseguir la eficacia y competitividad de las empresas ante los pedidos de los clientes.

  • Business-to-Administration (B2A)

La esencia de este modelo radica en que las empresas pueden realizar ventas hacia las diversas administraciones públicas.

En este sentido, las administraciones públicas pueden aprovechar las oportunidades y ventajas que pone a su disposición el e-commerce.

Usualmente este tipo de comercios electrónicos se dedican a la venta de mobiliario y servicios para dependencias gubernamentales o cualquier otra empresa de administración pública.

  • Administration-to-Business (A2B)

Al igual que el anterior, en este tipo de e-commerce únicamente intervienen dos estructuras con características particulares.

Aquí las empresas pasan a ser clientes directos de las administraciones públicas. A fin de ejemplificar el tipo de movimientos y transacciones que se pueden llevar a cabo en este modelo, se puede destacar el trámite online de tributos o impuestos, así como cualquier trámite que permita llevar en orden la operación de cualquier empresa.

  • Administration-to-Consumer (A2C)

En este modelo destaca la participación de los ciudadanos, ya que mediante plataformas web pueden realizar todo tipo de transacciones; desde el pago de impuestos hasta la petición de procedimientos legales. El A2C depende del gobierno de cada país, así como de la plataforma web que se esté consultando.

  • Consumer-to-Consumer (C2C)

Así como el B2C es un modelo de e-commerce popular, el C2C también ha cobrado relevancia en los últimos años gracias a plataformas que les permiten a las personas ser vendedores y compradores al mismo tiempo.

Existen plataformas donde la venta es directa, así como también sitios que se manejan bajo un modelo de subasta.

Ventajas del e-commerce

El e-commerce, al ser un cambio en la manera de comprar y vender, supone diversas ventajas que han convertido este modelo de negocio en una tendencia que ha incrementado en los últimos años.

Desde el punto de vista de la empresa o vendedor particular, se pueden destacar las siguientes ventajas:

  • Se eliminan las barreras de tiempo: en otras palabras, las ventas no se encuentran limitadas por un horario de apertura y de cierre, por lo que es posible disponer de la tienda, así como de sus productos, los 365 días del año.
  • Ahorro en algunos costes: gracias al e-commerce es posible economizar en algunos aspectos, tal como la colocación de una tienda física, así como todo lo que conlleva el mantenimiento de esta. Y aunque un e-commerce también requiere de una inversión monetaria, los costes son mucho menores que los que genera un espacio físico.
  • Ampliación de mercado: un e-commerce tiene la posibilidad de ampliar la propuesta de cada empresa hasta la internacionalización. Debido al alcance que tiene el internet, cualquier empresa puede abrirse paso en el mercado mundial.
  • Un nuevo canal de venta: si un comercio cuenta con un espacio físico, el e-commerce puede funcionar como un canal de venta adicional, optimizando la capacidad de la marca para realizar sus ventas y estrategias de marketing.

Desventajas del e-commerce

También existen desventajas que conviene tomar en cuenta antes de emprender un viaje a través de cualquier modelo de e-commerce. Entre los principales inconvenientes que se mantienen visibles, se pueden destacar los siguientes:

  • Seguridad: aunque las plataformas posean un propio sistema de seguridad, el e-commerce siempre se encuentra sujeto a algunas limitaciones de la red. Así mismo, existen situaciones que pueden poner en riesgo la seguridad de los datos, principalmente aquellos que son susceptibles, tal como los datos bancarios.
  • Distribución de productos: no es propiamente una desventaja, ya que es la característica principal de la mayoría de los e-commerce, sin embargo, es importante tener en cuenta que cada comercio electrónico debe contar con una red de distribución.
  • El e-commerce no es una opción para todos los consumidores: todavía existen amplios sectores de la población que no consideran adquirir productos o servicios mediante un comercio electrónico. Para evitar que el e-commerce represente una desventaja en un negocio, es importante estudiar a los consumidores e indagar su disposición para emplear los comercios electrónicos.

Diferencia entre e-commerce y e-business

Como se atendió anteriormente, el e-commerce se refiere a la actividad que enmarca las transacciones comerciales en las que intervienen los medios digitales y electrónicos, siendo la compra y venta las más populares.

Por tanto, es habitual que pueda confundirse con el concepto e-business, sin embargo, ambos términos reflejan distintas prácticas.

De acuerdo con el Interactive Advertising Bureau (IAB), el e-business se entiende como la “realización de cualquier tipo de negocio por medio de internet, independientemente de si se trata de envío de información, solicitudes de correo electrónico o el intercambio de dinero por productos”, por lo que se infiere que el e-commerce sólo es una práctica que pertenece al e-business, ya que este engloba todas las oportunidades digitales con fines comerciales.

Consejos para abrir un e-commerce exitosamente

Para que cualquier e-commerce tenga éxito, hay que tomar en cuenta que se trata de una actividad que engloba varios procesos comerciales, por lo que existirán diversos elementos que podrán crear variaciones dentro de la estructura comercial.

No obstante, hay algunas recomendaciones y consejos que conviene tomar en cuenta para contar con el éxito de un e-commerce.

  • Es importante tener en cuenta el uso de un Content Management System (CMS) o Sistema de Gestión de Contenidos, ya que este permite llevar una gestión de los productos, servicios, usuarios y contenido. Así mismo, el CMS ofrece la oportunidad de añadir elementos para personalizar el dominio del e-commerce.
  • La organización y personalización de los productos en el e-commerce es indispensable. Es sustancial trabajar en el diseño de los productos y la manera en que venden a los clientes. La originalidad y la creatividad son elementos indispensables para el crecimiento de un e-commerce.
  • La facilitación de información a los usuarios es un punto clave para cualquier comercio. Cuanto mayor acceso a la información exista en el e-commerce (como preguntas frecuentes, políticas de privacidad, información de contacto o métodos de envío), los clientes se sentirán más seguros consumiendo productos y servicios de un comercio.
  • Los medios de pago son uno de los elementos más importantes en la estructuración de un e-commerce. Es indispensable, en la medida de lo posible, diversificar los medios de pago; desde transferencias bancarias o pagos con tarjeta digital hasta los pagos con códigos QR o PayPal. También es importante atender que no todas las personas poseen una tarjeta de débito o crédito, por lo que les resultará mucho más cómodo realizar pagos en efectivo en algún centro de pago.

Ejemplos éxitosos de e-commerce en México

En México existe una gran variedad de comercios electrónicos, algunos 100% mexicanos y otros de origen extranjero que apostaron por los consumidores mexicanos. Así mismo, es posible encontrar más de un común denominador en estos e-commerce, los cuales son casos de éxito en México.

  • Amazon México

El e-commerce, por excelencia, no sólo en México sino también en el resto del mundo, es Amazon. Desde su ingreso a México en 2013, la compañía estadounidense marcó un antes y un después en el comercio electrónico de productos y servicios en México. Aunque es uno de los e-commerce líder del mercado electrónico, no es el único en su tipo y con una historia de éxito en México.

  • Walmart México

Walmart es el ejemplo perfecto de un e-commerce que cuenta con espacios físicos. Es posible apreciar el rendimiento y optimización de estrategias que tienen las tiendas Walmart en función de la integración entre el comercio físico y electrónico.

  • Cinépolis

La empresa mexicana dedicada a la exhibición de películas es también un referente de los e-commerce más exitosos en el país. Con 6,416 salas de cine operando en México y 16 países, la cadena de cines ha innovado la experiencia de adquirir sus servicios y productos mediante su e-commerce.

  • Andrea

En México, el nombre de la empresa Andrea se encuentra asociado, principalmente, a la venta de calzado mediante catálogos físicos. Actualmente, Andrea ha incorporado una gran variedad de productos, así como también un e-commerce que ha transformado la venta por catálogo en algo «casi» del pasado. Andrea no sólo apostó por el e-commerce, sino también reforzó la tendencia de seguir adquiriendo sus productos mediante catálogos físicos.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados