Meta Ads para tu estrategia de prospecting y retargeting

Meta Ads es una herramienta poderosa que puede usarse tanto para el retargeting como para el prospecting de tu empresa. El retargeting te posibilita mantener tu marca al frente de usuarios que ya generaron acciones que denotan interés en tus productos o servicios, mientras que el prospecting te permitirá llegar a nuevos clientes potenciales y expandir tu mercado.

 

Ambas estrategias pueden ser extremadamente efectivas, pero es importante entender cómo funcionan y cómo emplearlas eficientemente. Cuando se utilizan de forma adecuada, Meta Ads resulta una herramienta poderosa y necesaria para el crecimiento de tu negocio.

 

Retargeting y Prospecting: Qué son y por qué importan

¿En qué consisten exactamente el retargeting y el prospecting? Retargeting es el proceso de dirigir anuncios a personas que alguna vez hayan visitado tu sitio web, que hayan interactuado con tu marca de algún modo o hayan interactuado con tus redes sociales en un tiempo específico. Esto se puede hacer creando audiencias personalizadas en Facebook y dirigiendo tus anuncios a ellos.

 

Por su lado, prospecting es el proceso de llegar a clientes potenciales por medio de segmentaciones con intereses afines o con audiencias similares a los usuarios que previamente realizaron una acción digital con tu negocio. La clave esencial de este proceso es conocer al público objetivo y el buen uso de la herramienta para generar audiencias efectivas; esto supone en primera instancia un ejercicio de investigación e inversión para la generación de aprendizaje en la plataforma.

 

La clave del éxito de estas estrategias es comprenderlas y trabajarlas en conjunto, entendiendo que cada una tiene un proceso distinto y que deben tratarse en campañas separadas. Por un lado tenemos la fase de prospecting, en la que a través de anuncios que den a conocer la propuesta de valor de la marca nos acercamos por primera vez a usuarios que podrían estar interesados en adquirir los productos y servicios; aquellos que demuestren un interés claro al ingresar al sitio, agregar productos al carrito, enviar un mensaje, o interactuando con anuncios, podrían no terminar el proceso de la compra y es entonces que entra en juego la estrategia de retargeting.

 

Con el retargeting al acercarnos nuevamente a estos usuarios que tuvieron un interés claro en el negocio, podemos ser mucho más persuasivos con la comunicación, al dar mayor peso a incentivos como promociones, verificadores de confianza como reseñas o menciones en prensa; y con ello terminar de convencerlos para efectuar una compra o que se conviertan en leads.

 

Adicionalmente, conviene mantener separadas las estrategias en distintas campañas por el presupuesto asignado a cada una; en la etapa de prospecting estamos hablando a un mayor número de personas, lo cual tiende a generar costos por resultado más caros; mientras que en la estrategia de retargeting estamos segmentando a un grupo reducido de usuarios que tienen mayor predisposición a generar resultados, por su previo comportamiento, con lo cual los costos son más bajos.

 

Meta Ads es una herramienta necesaria en general para el crecimiento de negocios, independientemente de las posibilidades de segmentación, la inteligencia artificial y la recabada de datos por medio del píxel optimizan ambas estrategias, ya que al indicarle específicamente que acciones dentro de nuestro sitio consideramos de valor y optimizamos las campañas con ese propósito, la inteligencia artificial de la plataforma busca de mejor forma el logro de resultados; es decir, entre más usuarios efectúen acciones en el sitio, mayor data tiene el píxel y mejor será la optimización.

Consejos para la implementación exitosa de estas estrategias:

 

  1. Anuncios: Los anuncios suponen el punto de contacto con los usuarios, por lo que contemplar acciones básicas como contar con formatos adecuados; así como la creación de mensajes efectivos, te acercan a lograr resultados, siempre teniendo en cuenta que la comunicación depende del tipo de público al que estamos dirigiéndonos.
  2. Segmentación: Conocer franjas de edad, estados o ciudades con mayores posibilidades de generar conversiones es indispensable para lograr segmentaciones exitosas; del mismo modo, conocer a tu mercado te permitirá definir qué intereses podrían servir de punto de partida para empezar a testear y optimizar.
  3. Experimenta con distintos formatos de anuncios: No todas las audiencias son susceptibles al los mismos formatos, por ejemplo, probar simultáneamente una imagen, un carrusel y un video; podría ayudarte a optimizar al corto y largo plazo.
  4. Prospecting con públicos Lookalike: Los públicos similares funcionan basándose en personas que ya demostraron interés en la marca (con los que hacemos retargeting); con ellos podemos generar audiencias que con los datos del píxel tengan cierto parecido y sean tendientes a mostrar interés también.
  1. Prueba distintas segmentaciones al mismo tiempo: Tener varios conjuntos de anuncios con distintas segmentaciones en las campañas de prospecting y retargeting te ayudará a siempre estar probando audiencias nuevas y mejorando el costo por resultado general de la campaña.

 

Para concluir, recuerda que la mejor manera de optimizar es probando, equivocándote y probando de nuevo.

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados