Micro-conversiones

Cualquier empresa o negocio, sin importar su giro, buscan obtener los mejores resultados en cuanto a términos de ventas y de posicionamiento. Por esta razón, se implementan diferentes esfuerzos y estrategias de marketing para generar un interés en el público objetivo, logrando así, transformar ese interés en una conversión; sin embargo, para lograrlo es necesario guiar al usuario durante todo el proceso de compra. Es hasta este punto, donde las micro-conversiones se transforman en la pieza clave para lograr el objetivo.

¿Qué son las micro-conversiones? 

Antes que nada, hay que entender la diferencia de una macro y una micro-conversión. Poniendo como ejemplo un e-commerce, la macro-conversión sería el objetivo principal, la compra de un producto o servicio (conversión).

Por su parte, la micro-conversión, como su nombre lo indica, son todos esos pequeños grandes esfuerzos que se realizan para construir toda una estrategia basada en el comportamiento del consumidor, y así, acompañarlo durante todo el proceso de compra hasta que se realice la transacción.

Siguiendo con el ejemplo del e-commerce, en una ficha de producto, las micro-conversiones que se podrían implementar, serían desde una buena descripción de producto que ayude a convencer al usuario de que lo que se ofrece es lo que estaba buscando, acompañado de un “call to action” estratégico que direccione inmediatamente  al siguiente paso: (realizar la compra) hasta la opción “agregar al carrito”  o “agregar a la lista de deseos” para continuar más tarde con el proceso.

Tal vez estos ejemplos te parezcan básicos y lo más probable es que pienses que todo mundo aplica estas acciones, pero lo que en realidad te quiero explicar, es, que poner a la mano todas las micro-conversiones que faciliten el proceso de compra, resuelvan dudas e incentiven al usuario, te darán un mayor impacto en términos de ventas.

¿Cómo clasificar las micro-conversiones?

Existen diferentes clasificaciones, pero las que considero más entendibles y funcionales son las micro-step conversion (fase de conversión), que son las micro-conversiones que forman parte directamente de un proceso de conversión, como lo es, añadir un producto o servicio al carrito de compra, utilizar un código o cupón de descuento, registrarse para realizar una compra, investigar y seleccionar una forma de pago, etc. 

Otra de ellas son las micro-indicator conversion (fase de interés), que son las que influyen de manera indirecta en la ruta de conversión, ayudando al usuario en la toma de decisiones, tales como obtener información adicional del producto o servicio a través de un blog o video, contar con un botón de WhatsApp para resolver dudas o aclaraciones, suscribirte a una newsletter, etc.

¿Cómo definir una estrategia de marketing basada en micro-conversiones? 

 Las estrategias de marketing basadas en micro-conversiones tienen que estar sustentadas en un análisis previo. Solo así sabrás qué acciones tomar y en qué momento. Dicho análisis tiene que contener datos totalmente concretos y medibles sobre las fases de compra y por supuesto, el comportamiento del consumidor. La mejor recomendación para obtener esta información de alto valor es a través de Google Analytics.

Datos específicos en Google Analytics 

Para esto, es necesario analizar todo el panorama completo de rastreo, además de los datos de tu página web/e-commerce, también tus campañas de publicidad online, blog, etc. Empieza por analizar el flujo de comportamiento y verifica si el embudo de ventas que habías diseñado es la ruta que siguen los usuarios. Esta sección la encontrarás en: Google Analytics / Comportamiento / Flujo de comportamiento.

Comienza inspeccionando las páginas que tienen más relevancia, es decir, las de menor tasa de rebote, mayor duración de sesión, mayores visitas (sesiones) y así sucesivamente. Luego inspecciona las páginas de salida y verifica cuáles son los puntos de abandono. 

 

Tipos de conversiones: macro-conversiones / micro-conversiones

 

Con este análisis tendrás una visión más completa sobre si realmente la ruta que habías trazado para realizar las conversiones está funcionando o no. También te dará la oportunidad de fortalecer tus estrategias con micro-conversiones en los puntos de fuga y por supuesto, encontrar rutas interesantes de conversión que no habías contemplado. 

Como te mencionaba, contar con datos concretos y específicos, serán la clave o, mejor dicho, los pilares en donde se deben diseñar tus estrategias de micro-conversiones, y así mapear óptimamente tus rutas en cada una de las fases del proceso de compra.

Revisión de Informes semanales en Google Analytics 

Lo más recomendable, es trackear cada semana tanto las macro como las micro-conversiones. Una vez más, las analíticas te darán información de alto valor sobre en qué dirección van tus estrategias y campañas, además de, datos mejor controlados.

 

Proceso de decisión de compra del consumidor: micro-conversiones

 

Como habrás visto, puedes llevar a otro nivel tu sitio web/e-commerce e incluso, optimizar tus campañas y objetivos de marketing. Como recomendación, aplica también esta información en tus campañas de Google Ads, funciona muy bien para crear campañas de remarketing que lleven al consumidor de una fase de interés a una de conversión.

Queremos compartir toda nuestra experiencia para hacer realidad tus metas y guiarte de la mejor manera en esta era digital.

En MHA encontrarás la solución que necesitas.




Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados